ESTATUTOS

CAPITULO I - DE LA ASOCIACIÓN EN GENERAL

 

 

Artículo 1

Con la denominación de Asociación Tandem Team Barcelona, se constituye una Asociación sin ánimo de lucro, dotada de personalidad jurídica propia y plena capacidad de obrar de acuerdo con la legislación vigente sobre asociaciones.

 

 

Artículo 2

El fin general de la asociación será: 

 

Impulsar, colaborar y promover proyectos cuya misión sea defender la diferencia y la diversidad en cualquiera de los dominios de expresión humana (social, cultural, sexual, laboral o económica) con el fin de mejorar  la calidad de vida de las personas con diversidad funcional.

 

 

Los objetivos de la asociación serán:

Fomentar y mejorar la autonomía personal de la personas con diversidad funcional. 

Potenciar el derecho y el acceso a la intimidad y a la sexualidad de las personas con diversidad funcional.

Ofrecer un acompañamiento emocional en procesos de adaptación y aceptación de la condición asociada a la diversidad funcional. 

Fomentar la integración laboral de personas con diversidad funcional.

Ofrecer asesoramiento personal  acerca de aquellas cuestiones relacionadas con la condición de diversidad funcional: 

Organizar actividades dirigidas a potenciar el ocio y el deporte de personas con diversidad funcional.

 

Otros fines serán:

Actuar como interlocutor válido ante organismos y/o personas para defender los intereses y los derechos de los asociados.

Facilitar la comunicación y acceso a las fuentes informativas de interés en el ámbito de los asociados.    

Organizar actividades para aumentar la calidad de vida de los asociados.

Promover y fomentar el encuentro con profesionales, asociaciones u otros organismos de todos los ámbitos, en cumplimiento de los demás objetivos de la Asociación.

 

 

Artículo 3

Para el cumplimiento de sus fines la Asociación podrá realizar las siguientes actividades y/o actuaciones:

Cursos, talleres, formación, conferencias, jornadas

Entrevistas, reuniones

Campañas de concienciación

Elaboración de publicaciones

Concursos, actos benéficos, exposiciones

Merchandising y venta de productos relacionados con la misión de la asociación

Actividades de ocio, tiempo libre, animación social, profesional, cultural y deportivas

Todas aquellas que contribuyan a la consecución de los fines de la asociación.

 

 

Artículo 4

La duración de la Asociación será por tiempo indefinido. El acuerdo de disolución se adoptará conforme a los presentes estatutos. 

 

 

Artículo  5
El domicilio social se establece en c/ Rutlla nº 42, 1º de Terrassa (08221). La Junta Directiva podrá, en su caso, modificar dicho domicilio.

 

 

Artículo 6
El ámbito geográfico de actuación de la Asociación se circunscribe principalmente al territorio de la Comunidad Autónoma de Cataluña sin perjuicio de las acciones que, en el cumplimiento de sus fines, pueda llevar a cabo tanto en el resto de España como en el extranjero.

 

 

Artículo 7
Se establecen las siglas ATTB como identificativas de la Asociación.

 

 

 

CAPITULO II - DE LOS SOCIOS

 

 

Artículo 8

Podrán ingresar como socios todas aquellas personas que colaboren o deseen beneficiarse de los fines de la asociación que, siendo mayores de 18 años y con capacidad de obrar, así lo manifiesten expresamente y sean admitidos por la Junta de Admisión de socios.

 

 

Artículo 9

Podrán ser socios de la Asociación las personas menores de 18 años, con la salvedad de no disponer de voto en los órganos reglamentarios.

 

 

Artículo 10

Los miembros de la Asociación quedan exentos de toda responsabilidad individual por los compromisos adquiridos por la Asociación.

 

 

Artículo 11

Ningún miembro tendrá derecho individual a parte alguna de cualquier haber o bien de la Asociación.

 

 

Artículo 12

Para pasar a formar parte de la Asociación, los candidatos deberán acreditar un formulario de solicitud con los datos personales que la asociación necesite para tramitar su admisión.  

 

 

Artículo 13

Tramitación: serán admitidos y pasarán a formar parte de la Asociación todos aquellos solicitantes que, previa aceptación de su solicitud por parte de la Junta Directiva, reuniendo los requisitos citados en el ordinal precedente, abonen la correspondiente cuota de ingreso que al efecto establezca la Asamblea, así como las cuotas anuales o mensuales que dicho órgano determine

 

 

Artículo 14

Los socios causarán baja por alguna de las siguientes razones:

Por voluntad propia.

Por falta de pago de cuotas.

Por comisión de acciones que perjudiquen gravemente los intereses de la asociación, mediante acuerdo de Asamblea General Extraordinaria.

Por fallecimiento.

 

 

Artículo 15 

La Asociación define los siguientes tipos de asociado:

Socio Ordinario: persona física o jurídica que paga una cuota anual y que tiene derecho a participar con un descuento de las actividades que desarrolle la asociación.

Socio Honorario: persona física o jurídica con renombre que defiende en público la misión de la asociación.

Socio Patrocinador: persona física o jurídica que hace una aportación económica y tiene derecho a hacer uso del nombre de la asociación en sus soportes analógicos y digitales.

 

 

Artículo 16

Los Socios Ordinarios tienen los siguientes derechos:

Tomar parte en las Asambleas Generales con voz y con voto.

Participar en las actividades de la Asociación.

Elegir y ser elegido para cargos directivos. Si hay Socios Ordinarios menores de 18 años, pero mayores de 14 años éstos no podrán ser elegidos miembros de la Junta Directiva.

Proponer por escrito cuantas sugerencias crean oportunas.

Solicitar información a los órganos directivos sobre la marcha de la asociación.

Disfrutar de todos los derechos que como miembro de la asociación le corresponde, según lo establecido por los organismos y leyes competentes y por las normas de régimen interior.

 

Los Socios Honorarios tienen los siguientes derechos:

Participar en las actividades de la Asociación.

Proponer por escrito cuantas sugerencias crean oportunas.

Solicitar información a los órganos directivos sobre la marcha de la asociación.

Disfrutar de todos los derechos que como miembro de la asociación le corresponde, según lo establecido por los organismos y leyes competentes y por las normas de régimen interior.

 

Los Socios Patrocinadores tienen los siguientes derechos:

Participar en las actividades de la Asociación.

Proponer por escrito cuantas sugerencias crean oportunas.

Solicitar información a los órganos directivos sobre la marcha de la asociación.

 

 

Artículo 17 

Son obligaciones de los Socios Ordinarios: 

Prestar cuantos servicios determinen los estatutos, las normas de régimen interior y los acuerdos de los órganos directivos.

Desempeñar los cargos para los que fuese elegido.

Asistir a las Asambleas Generales.

Satisfacer las cuotas que se establezcan.

Respetar los presentes estatutos.

 

Son obligaciones de los Socios Honorarios: 

Promover y defender la misión de la Asociación.

Desempeñar los cargos para los que fuese elegido.

Asistir a las Asambleas Generales.

Respetar los presentes estatutos.

 

Son obligaciones de los Socios Patrocinadores: 

Cumplir con los acuerdos determinados en los respectivos convenios de colaboración.

Respetar los presentes estatutos.

 

 

 

        CAPITULO III - DE LOS ÓRGANOS DE LA ASOCIACIÓN

 

 

Artículo 18

Serán órganos de la asociación, como mínimo, los siguientes:

La Asamblea General

La Junta Directiva

 

 

Artículo 19

La Asamblea General de socios es el órgano de expresión de la voluntad de la asociación. Estará integrada por la Junta Directiva y los socios. Se reunirá con carácter ordinario como mínimo una vez al año y con carácter extraordinario cuantas veces lo acuerde la Junta directiva o lo soliciten el 10% de los socios, por medio de escrito dirigido al Presidente, autorizado con las firmas correspondientes en el que se exponga el motivo de la convocatoria y el orden del día. El Presidente y Secretario de la Asamblea serán los mismos que en la Junta Directiva. 

 

 

Artículo 20

La Asamblea General, tanto ordinaria como extraordinaria, será convocada por la Junta Directiva con 15 días de antelación mediante anuncios en el domicilio social, citación personal y otros medios que garanticen el conocimiento de la convocatoria, expresándose el orden del día. 

 

 

Artículo 21

Son facultades de la Asamblea Ordinaria: 

El examen y aprobación de las cuotas.

Aprobación del acta de la reunión anterior y de la memoria anual.

Decidir sobre la aplicación concreta de los fondos disponibles.

Aprobar los presupuestos de ingresos y gastos para cada ejercicio y hacer el balance del mismo.

Aprobar el plan de actividades.

Aprobar el reglamento de régimen interno.

Acordar las distinciones y sanciones a que se hagan acreedores los socios.

Resolver los asuntos que resultan de los Estatutos y que estén atribuidos expresamente a la Asamblea General o a la Junta Directiva.

El estudio, deliberación y aprobación, en su caso, de las propuestas que sean presentadas por la Junta Directiva.

 

 

Artículo 22

Son facultades de la Asamblea Extraordinaria: 

Modificar y reformar los estatutos y el reglamento de régimen interno.

Elegir a los miembros de la Junta Directiva cuando se trate de vacantes producidas antes del final del plazo del mandato, los elegidos lo serán sólo por el tiempo que reste para la renovación.

Aprobar la federación con otras asociaciones.

Acordar la disolución de la asociación.

Los demás asuntos que a petición escrita de la tercera parte de los socios se inscriban en el orden del día.

Todos los conferidos expresamente a la Asamblea General Extraordinaria o a la Junta Directiva.

 

 

Artículo 23

Para que la Asamblea, tanto ordinaria como extraordinaria, puedan tomar acuerdos será necesario que asistan en primera convocatoria la mitad más uno de los miembros de la misma. Si no asisten ese número, transcurridos treinta minutos celebrarán, en segunda convocatoria, siendo válidos los acuerdos cualesquiera que sea el número de asistentes. 

 

 

Artículo 24

Los acuerdos se toman por mayoría simple. En caso de empate decidirá el voto de calidad del Presidente. No obstante será necesario el voto favorable de las 2/3 partes de los socios para la disposición o enajenación de bienes, solicitud de Utilidad Pública, acuerdo para constituir una Federación o para ingresar en ella, modificación de estatutos o disolución de la asociación. 

 

 

Artículo 25

Los acuerdos adoptados conforme a los preceptos anteriores obligarán a todos los socios, incluso a los no asistentes. 

 

 

Artículo 26

La Junta Directiva estará compuesta, como mínimo, por el Presidente, el Secretario y el Tesorero. Se asignarán los vocales que sean necesarios a criterio de la Asamblea General. La Junta Directiva podrá designar entre los vocales quienes hayan de sustituir al Secretario y Tesorero en caso de ausencia por cualquier causa. 

 

 

Artículo 27

Los cargos de la Junta Directiva tendrán una duración de cuatro años, pudiendo ser reelegidos sus miembros al final de su mandato. 

 

 

Artículo 28

Las vacantes que pudieran producirse en la Junta Directiva se cubrirán provisionalmente por designación de la Junta Directiva hasta tanto la Asamblea General elija los nuevos miembros o confirme en sus puestos a los designados. 

 

 

Articulo 29

La Junta Directiva se reunirá cuando lo solicite el Presidente o 1/3 de sus miembros, y en todo caso lo hará, cuando cuestiones extraordinarias o de fuerza mayor así lo requieran. Las reuniones se podrán realizar en modo presencial o virtual.

 

 

Artículo 30

Los acuerdos se toman por mayoría simple y para su validez requerirá la presencia de la mitad más uno de los componentes. En caso de empate decidirá el voto del Presidente. 

 

 

Artículo 31

La Junta Directiva tendrá las siguientes atribuciones: 

Convocar y fijar la fecha de la Asamblea General.

Confeccionar el plan de actividades.

Organizar y desarrollar las actividades aprobadas por la Asamblea General.

Elaboración de los presupuestos y balances.

Fijar las cuotas ordinarias y extraordinarias que se aprueben.

Designar las comisiones de trabajo o secciones que se estimen oportunas para el buen funcionamiento de la asociación.

Interpretar los estatutos y el reglamento de régimen interno y velar por su cumplimiento.

Proponer a la Asamblea, en su caso, la contratación de personal según marquen las leyes.

Dictar normas interiores de organización y ejercer cuantas funciones no estén expresamente asignadas a la Asamblea general.

 

 

Artículo 32

Las reuniones de la Junta Directiva deberán convocarse con la antelación suficiente y se celebrarán conforme al orden del día. 

 

 

Artículo 33

Son facultades del Presidente: 

El Presidente de la Junta Directiva representa a la Asociación, y ostentará la firma social, así como la potestad de ejercitar en nombre de la misma cuantas acciones judiciales se consideren oportunas.

Ostentar la representación de la asociación ante cualquier organismo público o privado, así como asumir la dirección y gestión de la misma.

Velar por el cumplimiento de los fines de la asociación.

Fijar, convocar y presidir las reuniones de la Asamblea General y de la Junta Directiva.

Acordar el orden del día de las reuniones.

Ejecutar los acuerdos adoptados por la Asamblea General o la Junta Directiva.

Autorizar con su visto bueno las certificaciones que expida el Secretario.

Ordenar los pagos válidamente acordados.

 

 

Artículo 34

Son facultades del Vicepresidente, en el caso de que no esté vacante la figura, la sustitución del Presidente en caso de ausencia, enfermedad o vacante, así como asumir todas aquellas funciones que le delegue el Presidente o le sean asignadas por la Junta Directiva.

 

 

Artículo 35

El Secretario de la Junta Directiva vincula a los miembros de ésta y a todos los socios con el Presidente, preparará las reuniones y asambleas y ejecutará las indicaciones que reciba del Presidente, en orden a las actividades de la Asociación urgentes, así como las convocatorias de la Junta Directiva. Corresponde al Secretario: 

Actuar como tal en las reuniones, levantando acta de las mismas.

Asistir al Presidente para fijar el orden del día y cursar las convocatorias.

Expedir certificaciones.

Custodiar y llevar los libros, documentos y sello de la asociación.

Llevar el registro y ficheros.

Redactar la memoria anual y los planes de actividades y los documentos que sean necesarios.

 

El Secretario en ningún caso puede sustituir al Presidente o Vicepresidente.

 

 

Artículo 36

El Tesorero tendrá como función la custodia y el control de los recursos de la Asociación. Son facultades del Tesorero: 

Llevar los libros de contabilidad.

Expedir los recibos de las cuotas ordinarias y extraordinarias.

Redactar los presupuestos, balances anuales y liquidación de cuentas.

Llevar un inventario de los bienes sociales.

Firmar, los recibos cuotas, cheques etc, y otros documentos de tesorería

Pagar las facturas aprobadas por el órgano de representación, las cuales tendrán que ser visadas previamente por el/la Presidente/a. 

 

 

Artículo 37

Serán facultades de los vocales la realización de programas y propuestas en su área de actuación, así como desempeñar los trabajos que le sean encomendados por la Junta Directiva.

 

 

Artículo 38

Los cargos dentro de la Junta Directiva serán gratuitos y honoríficos.

 

 

 

        CAPITULO IV - DEL RÉGIMEN ECONÓMICO

 

 

Artículo 39

La Asociación tendrá patrimonio propio e independiente. Funcionará en régimen de presupuesto anual. El patrimonio inicial será de 0 euros.

 

 

Artículo 40

Los medios económicos para atender a sus fines serán los siguientes: 

Las cuotas de los socios, tanto ordinarias como extraordinarias.

Las aportaciones voluntarias.

Los ingresos del patrimonio que pueda poseer.

Los donativos o subvenciones que les puedan ser concedidos por organismos públicos, entidades privadas y/o particulares.

Los ingresos que puedan recibir por el desarrollo de sus actividades.

 

 

Artículo 41

La Junta Directiva confeccionará todos los años un proyecto de presupuesto, que presentará a la aprobación de la Asamblea General. Asimismo, presentará la liquidación de las cuentas del año anterior para la aprobación por la misma.

 

 

 

        CAPITULO V - DE LA DISOLUCIÓN

 

 

Artículo 42

La Asociación se disolverá por las causas siguientes:

Por acuerdo de las 2/3 partes de los socios de la Asamblea General Extraordinaria convocada al efecto.

Por las causas que determine el Código Civil.

Por sentencia judicial.

 

 

Artículo 43

Acordada o decretada la disolución, la Junta Directiva efectuará la liquidación, enajenando los bienes sociales, pagando sus deudas, en su caso, cobrando sus créditos y fijando el haber liquido resultante, si lo hubiere. 

 

 

Artículo 44

El haber resultante, si lo hubiere, se donará a una entidad con fines similares a los de la Asociación. 

 

 

Artículo 45

La fecha de cierre del ejercicio asociativo será el 31 de diciembre de cada año.

 

 

 

        CAPITULO VI - DEL RÉGIMEN DISCIPLINARIO

 

 

Artículo 46

Normas generales. En el ejercicio de la potestad disciplinaria se respetarán los criterios de:

La debida proporcionalidad con la gravedad de la infracción, atendiendo a la naturaleza de los hechos, las consecuencias de la infracción y la concurrencia de circunstancias atenuantes o agravantes.

La inexistencia de doble sanción por los mismos hechos.

La aplicación de los efectos retroactivos favorables.

La prohibición de sancionar por infracciones no tipificadas con anterioridad al

momento de su comisión.

 

La responsabilidad disciplinaria se extingue en todo caso por:

El cumplimiento de la sanción.

La prescripción de la infracción.

La prescripción de la sanción.

El fallecimiento del infractor.

 

Para la imposición de las correspondientes sanciones disciplinarias se tendrán en cuenta las circunstancias agravante de la reincidencia, y atenuante de arrepentimiento espontáneo. Hay reincidencia cuando el autor de la falta hubiese sido sancionado anteriormente por cualquier infracción de igual gravedad, o por dos o más que lo fueran de menor. La reincidencia se entenderá producida en el transcurso de 1 año, contado a partir de la fecha en que se haya cometido la primera infracción.

 

 

Artículo 47

Infracciones. Las infracciones contra el buen orden social susceptibles de ser sancionadas se clasifican en leves, graves y muy graves.

 

Tienen la consideración de infracciones disciplinarias Muy Graves:

Todas aquellas actuaciones que perjudiquen u obstaculicen la consecución de los fines de la asociación, cuando tengan consideración de muy graves. 

El incumplimiento o las conductas contrarias a las disposiciones estatutarios y/o reglamentarias de la Asociación, cuando se consideren como muy graves.

El incumplimiento de los acuerdos válidamente adoptados por los órganos de la Asociación, cuando se consideren muy graves.

La protesta o actuaciones airadas y ofensivas que impidan la celebración de asambleas o reuniones de la Junta Directiva.

Participar, formular o escribir, mediante cualquier medio de comunicación social, manifestaciones que perjudiquen de forma muy grave la imagen de la Asociación.

La usurpación ilegítima de atribuciones o competencias sin contar con la preceptiva autorización del órgano competente de la entidad.

Agredir, amenazar o insultar gravemente a cualquier asociado.

La inducción o complicidad, plenamente probada, a cualquier socio en la comisión de las faltas contempladas como muy graves.

El quebrantamiento de sanciones impuestas por falta grave o muy grave.

Todas las infracciones tipificadas como leves o graves y cuyas consecuencias físicas, morales o económicas, plenamente probadas, sean consideradas como muy graves.

En general, las conductas contrarias al buen orden social, cuando se consideren muy graves.

 

Son infracciones punibles dentro del orden social y se considerarán como Graves:

El quebrantamiento de sanciones impuestas por infracciones leves.

Participar, formular o escribir mediante cualquier medio de comunicación social, manifestaciones que perjudiquen de forma grave la imagen de la Asociación.

La inducción o complicidad, plenamente probada, de cualquier asociado en la comisión de cualquiera de las faltas contempladas como graves.

Todas las infracciones tipificadas como leves y cuyas consecuencias físicas, morales o económicas, plenamente probadas, sean consideradas graves.

La reiteración de una falta leve.

El incumplimiento o las conductas contrarias a las disposiciones estatutarias y/o reglamentarias de la Asociación, cuando se consideren como graves.

El incumplimiento de los acuerdos válidamente adoptados por los órganos de la Asociación, cuando tengan la consideración de grave.

En general, las conductas contrarias al buen orden social, cuando se consideren como graves.

 

 

Se consideran infracciones disciplinarias Leves:

La falta de asistencia durante cuatro ocasiones consecutivas a las Asambleas Generales, sin justificación alguna.

Todas aquéllas conductas que impidan el correcto desarrollo de las actividades propias de la Asociación, cuando tengan la consideración de leve.

El maltrato de los bienes muebles o inmuebles de la Asociación.

Toda conducta incorrecta en las relaciones con los socios.

La inducción o complicidad, plenamente probada, de cualquier asociado en la comisión de las faltas contempladas como leves.

El incumplimiento o las conductas contrarias a las disposiciones estatutarias y/o reglamentarias de la entidad, cuando se consideren como leves.

En general, las conductas contrarias al buen orden social, cuando se consideren como leves.

 

 

Artículo 48

Infracciones de los miembros de la Junta Directiva. 

 

Se consideran infracciones Muy Graves:

La no convocatoria en los plazos y condiciones legales, de forma sistemática y reiterada, de los órganos de la Asociación.

La incorrecta utilización de los fondos de la entidad.

El abuso de autoridad y la usurpación ilegítima de atribuciones o competencias.

La inactividad o dejación de funciones que suponga incumplimiento muy grave de sus deberes estatutarios y/o reglamentarios.

 

Se consideran infracciones Graves:

No facilitar a los asociados la documentación de la entidad que por éstos le sea requerida (estatutos, actas, normas de régimen interno, etc.).

No facilitar el acceso de los asociados a la documentación de la entidad.

La inactividad o dejación de funciones cuando causen perjuicios de carácter grave al correcto funcionamiento de la entidad.

 

Tienen la consideración de infracciones Leves:

La inactividad o dejación de funciones, cuando no tengan la consideración de muy grave o grave.

La no convocatoria de los órganos de la asociación en los plazos y condiciones legales.

Las conductas o actuaciones contrarias al correcto funcionamiento de la Junta Directiva.

La falta de asistencia a una reunión de la Junta Directiva, sin causa justificada.

 

 

Artículo 49

Las sanciones susceptibles de aplicación por la comisión de infracciones Muy Graves serán la pérdida de la condición de asociado o la suspensión temporal en tal condición durante un período de un año a cuatro años, en adecuada proporción a la infracción cometida.

 

Las infracciones Graves darán lugar a la suspensión temporal en la condición de asociado durante un período de un mes a un año.

 

La comisión de las infracciones de carácter Leve darán lugar a la amonestación o a la suspensión temporal del asociado por un período de un mes.

 

Las infracciones señaladas en el Artículo 48 darán lugar, en el caso de las Muy Graves al cese en sus funciones de miembro de la Junta Directiva y, en su caso, a la inhabilitación para ocupar nuevamente cargos en el órgano de gobierno; en el caso de las Graves, el cese durante un período de un mes a un año, y si la infracción cometida tiene el carácter de Leve en la amonestación o suspensión por el período de un mes.

 

 

Artículo 50 

Para la adopción de las sanciones señaladas en los artículos anteriores, se tramitará de un expediente disciplinario, en el cual el asociado tiene derecho a ser oído con carácter previo a la adopción de medidas disciplinarias contra él, y a ser informado de los hechos que den lugar a tales medidas, debiendo ser motivado, en su caso, el acuerdo que imponga la sanción. 

 

La instrucción de los procedimientos sancionadores corresponde a la Junta Directiva, nombrándose a tal efecto por ésta, los miembros de la misma que tengan encomendada dicha función; caso de tramitarse expediente contra un miembro de la Junta Directiva éste no podrá formar parte del órgano instructor, debiendo abstenerse de intervenir y votar en la reunión de la Junta Directiva que decida la resolución provisional del mismo. 

 

El órgano instructor de los procedimientos disciplinarios estará formado por un Presidente y un Secretario. El Presidente ordenará al Secretario la práctica de aquéllas diligencias previas que estime oportunas al objeto de obtener la oportuna información sobre la comisión de infracción por parte del asociado. A la vista de esta información la Junta Directiva podrá mandar archivar las actuaciones o acordar la incoacción de expediente disciplinario. En este último caso, el Secretario pasará al interesado un escrito en el que pondrá de manifiesto los cargos que se le imputan, a los que podrá contestar alegando en su defensa lo que estime oportuno en el plazo de 15 días, transcurridos los cuales, se pasará el asunto a la primera sesión de la Junta Directiva, la cual acordará lo que proceda; el acuerdo debe ser adoptado por las tres cuartas (3⁄4) partes de los miembros de dicho órgano de representación. 

 

La resolución que se adopte tendrá carácter provisional. El asociado podrá formular recurso ante la Asamblea General en el plazo de quince días a contar desde el día siguiente a aquél en que reciba la resolución. De no formularse recurso en el plazo indicado, la resolución deviene firme. La Asamblea General, adoptará la resolución que proceda en relación con el expediente disciplinario o sancionador. No podrá formar parte de esta Asamblea General el presunto infractor, la resolución que adopte la misma deberá ser aprobada por las tres cuartas (3⁄4) partes de los miembros de la misma.

 

 

Artículo 51

Las infracciones prescribirán a los tres años, al año o al mes, según se trate de las muy graves, graves o leves, comenzándose a contar el plazo de prescripción al día siguiente al efectivo conocimiento por parte de la Junta Directiva de la comisión de la infracción. El plazo de prescripción se interrumpirá por la iniciación del procedimiento sancionador, con conocimiento del interesado, pero si éste permaneciese paralizado durante un mes por causa no imputable al asociado, volverá a correr el plazo correspondiente. Las sanciones prescribirán a los tres años, al año o al mes, según se trate de las que correspondan a infracciones muy graves, graves o leves, comenzándose a contar el plazo de prescripción desde el día siguiente a aquél en que adquiera firmeza la resolución por la que se impuso la sanción.

© 2019 Tandem Team

608 730 683

CASAL DE BARRI

LA LLACUNA

C/ Bolívia, 49

08018-Barcelona

Para cualquier consulta rellena y envía este:

Asesorados por ESAL COMPLIANCE

para el correcto cumplimiento de la normativa legal